La chatarra de hierro y acero es vendida a Recemsa para su recuperación y reciclaje.

Puede comprarse en diferentes formatos: chatarra industrial, estructural, viga, carril, maquinaria, vehículo industrial, recorte de cerrajería, recorte de chapa, oxicorte, taras, motores, hierro fundido o hierro colado

El precio de la chatarra puede variar dependiendo del tipo de hierro.

Hierro.- “Ferrum”. Elemento químico metálico.
Símbolo Fe. Número atómico 26.
Aleaciones comunes: principalmente aceros.

Formatos de la chatarra de hierro

Pinche en las pestañas para ver la información detallada de cada formato.

Descripción

El hierro es el metal duro más usado, representando un 95% de la producción mundial de metal. Es uno de los materiales más eficientes ya que se puede reciclar una y otra vez sin que prácticamente afecte a sus propiedades. Hoy en día se sigue reciclando acero fabricado hace 150 años.

La chatarra de hierro es utilizada principalmente en la producción de acero, cubriendo un 40% de las necesidades mundiales. Gestores de residuos, como es nuestro caso, compran la chatarra para recuperar y reciclar el hierro. Este proceso es muy beneficioso para el medio ambiente, ya que si no se reciclara ese material, la chatarra terminaría en los vertederos.

La chatarra de hierro, así como de otros metales ferrosos (o férricos) puede comprarse en diferentes formatos como son chatarra industrial, estructural, viga, carril, maquinaria, vehículo industrial, recorte de cerrajería, recorte de chapa, oxicorte, taras, motores, hierro fundido o hierro colado, entre otros.

Compramos tu chatarra de hierro

Información Técnica

Propiedades Físicas: Metal maleable con propiedades magnéticas, extremadamente duro y denso.

Densidad (kg/m3): 7.874

Punto de fusión (ºC): 1.535

Volumen molar (m3/mol): 17

Color: gris plateado

Punto de ebullición (ºC): 2.750

Aplicaciones industriales: obtención de aceros y fabricación de imanes.

Reciclaje de hierro y metales ferrosos

La Chatarra de hierro es el conjunto de trozos de metal de desecho, que contienen este mineral, incluyendo aleaciones, aceros y otros metales ferrosos o férricos.

Esa chatarra que luego se funde procede de sobrantes industriales (recortes y virutas), restos de demoliciones de estructuras y edificaciones, cualquier artículo o equipo construido con material metálico o que contenga componentes metálicos.

El destino final del reciclado de hierro y de aceros es su fundición en hornos. El material en estado líquido se convertirá en nuevos artículos.

Precio de la chatarra de hierro

El hierro y los metales férricos pueden ser reciclados en chatarrerías o gestores de residuos autorizados como es el caso de Recemsa. El precio por kilo de hierro o de acero depende del mercado bursátil de los metales, de la demanda de hierro nuevo y del tipo de chatarra a vender, entre otros factores.

En Recemsa disponemos de un sistema de clasificación de materiales muy estricto, lo que permite cumplir con las exigencias de las fundiciones para poder enfrentarse al mercado de producto nuevo con el mayor nivel de calidad solicitado por sus correspondientes clientes. Esto contribuye a ofrecer a nuestros proveedores precios muy competitivos.

Para obtener el precio estimado de un lote de chatarra, no dude en llamarnos o enviarnos un correo electrónico y le orientaremos. El precio definitivo le será dado en nuestras instalaciones. Recemsa examina, compra y procesa el hierro y otros metales ferrosos garantizando su correcto reciclaje y negociando el precio directamente con el vendedor.

Aplicaciones y usos del hierro

El hierro tiene su gran aplicación para formar los productos siderúrgicos, utilizando éste como elemento matriz para alojar otros elementos tanto metálicos como no metálicos, que confieren distintas propiedades al material. Todos los metales que contienen hierro son llamados ferrosos o férricos.

Por su parte el acero, es una aleación de hierro con carbono. Se considera que una aleación de hierro es acero si contiene menos de un 2,1% de carbono; si el porcentaje es mayor, recibe el nombre de fundición.

El acero es indispensable debido a su bajo precio y tenacidad, especialmente en automóviles, barcos y componentes estructurales de edificios. Las aleaciones férreas presentan una gran variedad de propiedades mecánicas dependiendo de su composición o el tratamiento que se haya llevado a cabo.

Chatarra HMS o Acero pesada de fusión (HMS)

Es una designación que proviene de EEUU para reciclar el acero y el hierro forjado. Se divide en dos categorías principales: HMS 1 y HMS 2.

Continuar Leyendo...

El Scrap Recycling Industries (ISRI), traducido al castellano como Instituto de Industrias de Reciclaje de Chatarra americano,  hace una serie de subdivisiones:

  • ISRI 200 (HMS 1): hierro forjado y / o chatarra de acero de 1 / 4 pulgadas y más grandes de espesor. Todas las piezas deben ser menor que 60×24 cm.
  • ISRI 201 (HMS 1): Igual que el ISRI 200 excepto piezas debe ser menor que 36×18 cm.
  • ISRI 202 (HMS 1): Igual que el ISRI 200 excepto piezas debe ser menor que 60×18 cm.
  • ISRI 203 (HMS 2): hierro forjado y / o chatarra de acero, negro y galvanizado, 1 / 8 de pulgada y de mayor grosor.
  • ISRI 204 (HMS 2): Igual que el ISRI 203 excepto piezas debe ser menor que 36×18 cm.
  • ISRI 205 (HMS 2): Igual que el ISRI 204 excepto que puede contener chatarra automotriz excepción de material de calibre delgado.
  • ISRI 206 (HMS 2): Igual que el ISRI 205 excepto piezas debe ser menor que 60×18 cm

HMS es sinónimo de chatarra HMS, y 1 y 2 son los dos grados dentro de esa definición.

Tanto HMS 1 y 2 representan sólo chatarra obsoleta. Eso es el hierro y el acero recuperado de artículos demolidos o desmontados en el final de su vida.

Debido a que ambos grados garantizan un espesor mínimo de pieza – por lo menos 1/4inch (6.3mm) para HMS 1 y 1/8in HMS 2 –  tienen una alta densidad. Ambos también han definido las dimensiones máximas (por lo general 60in x 24in), y deben estar preparados para facilitar la manipulación y carga de un horno.

Esta densidad, el tamaño y la preparación se hace que para un funcionamiento del horno eficiente, reduciendo al mínimo el tiempo necesario para cargar la suficiente chatarra para una fusión completa. Por el contrario, una chatarra delgada mixta aumenta el tiempo de carga lo que reduce la productividad del horno.

Variaciones sobre el máximo tamaño de la pieza están cubiertos por el ISRI. Los HMS generalmente se comercializa en forma de una mezcla de 1 y 2, o bien una mezcla de primera (80:20), o mezclas de menor calidad (70:30) y (60:40).

Nos preocupamos por la calidad del servicio

En Recemsa los pesos se realizan en básculas-puente digitales, homologadas y revisadas periódicamente por la Comunidad de Madrid, lo que garantiza su fiabilidad.

Todos nuestros procesos y procedimientos siguen las normativas internacionales y están diseñados para cumplir con los estándares más exigentes del mercado.

Para cualquier aclaración sobre las chatarras, llámenos por teléfono al 916901531 y nuestros responsables de compras le atenderán o envíenos un mail a recemsa@elchatarrero.com.