A menudo, entre toda la gama de metales y aleaciones que existen, la gente suele dejarse llevar hacia el interés en torno a metales muy conocidos. El cobre, el hierro, el aluminio… Son sin duda los elementos metálicos que más peso tienen debido a sus usos y su importancia en nuestras sociedades. Sin embargo, merece mucho la pena conocer orientaciones de interés en torno a otros que también son muy importantes. En este caso hablamos del latón. La composición del latón explica, en gran medida, la gran cantidad de aplicaciones para las que se utiliza. Por ello hoy os arrojaremos un poco de luz en torno a un material con el cual estamos mucho más familiarizados de lo que pensamos.

¿Cuál es la composición del latón?

Se trata de una aleación entre el cobre y el zinc. No obstante, según los tipos de latón que se produzcan para según qué materiales a fabricar, las proporciones de uno u otro metal dentro de la aleación se distinguirán. En un tipo de latón industrial, la presencia del zinc se mantiene normalmente por debajo de 1/5. Es importante señalar que, en este caso, la composición de esta aleación hace que las propiedades cambien. De tal manera que no será lo mismo la formación de un latón hecho, por ejemplo, para bisutería que para telecomunicaciones. En sus formatos normales, la proporcionalidad de cobre y zinc se sitúa, más o menos, en un 60%-40%.

¿Cuáles son las principales características del latón?

Cuando hablamos de esta aleación, debemos resaltar su ductilidad tanto en altas temperaturas como en frío. Además también presenta una gran resistencia a la oxidación, es muy aplicable para la conducción de electricidad. Además, podemos decir que las temperaturas extremas no lo desgastan y permanece inalterable. Algunas variables del latón (como por ejemplo el latón rojo) llegan a soportar hasta 996 grados centígrados. Sin duda, estamos ante un material metálico muy aprovechable para multitud de objetos y circuitos.

Teniendo en cuenta todos estos factores, aun así, es importante conocer algunos consejos para su mantenimiento.

¿Cómo cuidar el latón?

Para que tus objetos de latón presenten el mejor aspecto, es conveniente saber algunos tips para que se mantengan como el primer día. A la hora de lavarlo, es recomendable utilizar agua junto a un detergente suave. Todo ello aplicándolo con algún trapo suave. Este consejo va dirigido, sobre todo, a los usuarios de muebles con acabados en esta aleación. También para abrillantarlo, también es positivo utilizar productos naturales como agua y limón. Recordad que para optimizar el uso de nuestros metales, es conveniente cuidarlos y arreglar su presencia. Maximizar la vida útil de los objetos es otra manera de reciclar.

A partir de aquí, una vez que te hemos dado a conocer cómo es la composición del latón y lo útil que es en multitud de objetos, cabe decir que se trata de un material metálico muy reciclable. Ya sea a través de formatos como el de su chatarra comercial, chapa o virutas, los centros autorizados de gestión de residuos te podrán proporcionar soluciones en este aspecto. Por supuesto, en Recemsa El Chatarrero realizamos el reciclaje de su chatarra. Su compraventa podrá ser puesta a disposición del cliente toda vez que acuda a nuestras instalaciones o contacte con nosotros para proceder con la gestión. Por ello, te animamos a que acudas a nuestros métodos y canales de consulta y solicites tu presupuesto sin compromiso. Encontrarás a un equipo de profesionales cualificados que te atenderán de manera personalizada. Recuerden que para favorecer la reutilización de nuestras materias primas, deben contar con profesionales debidamente autorizados. Te esperamos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.