china no es una economía de mercado

EURIC CONSIDERA QUE CHINA NO ES UNA ECONOMÍA DE MERCADOEURIC CONSIDERA QUE CHINA NO ES UNA ECONOMÍA DE MERCADO

El EURIC (Confederación europea de industrias del reciclaje) representa a todos los recicladores europeos y ha expresado su oposición a conceder a China la condición de economía de mercado

La industria del reciclaje de acero en Europa se está viendo muy perjudicada debido al aumento de las importaciones de acero de China.

Estamos viviendo un momento en que la Unión Europea se esfuerza por pasar de una economía lineal a una economía circular.

La economía circular es una filosofía de organización inspirada en los seres vivos, que persigue el cambio de una economía lineal (producir, usar y tirar) hacia un modelo circular, tal y como ocurre en la naturaleza. Para ello, divide los componentes de los productos en dos grupos generales: nutrientes biológicos y técnicos. Los nutrientes biológicos son biodegradables se pueden introducir en la naturaleza después de que su valor de uso ya no sea rentable (son por ejemplo el algodón, el jabón, algunos plásticos,…). Los nutrientes técnicos hacen referencia a los componentes tecnológicos que son poco aptos para los seres vivos y, por ello, son reutilizados una y otra vez sin entrar en la naturaleza. Estos componentes se diseñan para poder ser ensamblados y desmontados un gran número de veces, favoreciendo la reutilización de materiales y el ahorro energético. Es decir, se está fomentando muchísimo desde la Unión Europea la reutilización y el reciclaje

Paradójicamente, con este panorama que está fomentando la UE, las empresas de reciclaje de chatarra férrica se están viendo forzadas a cerrar temporal o definitivamente en Europa debido a que los bajos precios ponen en peligro la viabilidad económica del reciclaje de acero.

Si se concede el estatus de economía de mercado de estado a China, en un momento en que objetivamente China no es una economía basada en el mercado, esto provocará:

  • Obstaculizar la capacidad de la Unión Europea a la hora de tomar medidas correctivas eficaces en contra los productos objeto de dumping y/o subvencionados;
  • La pérdida de más puestos de trabajo e inversiones en Europa;
  • Impedir la transición hacia una economía circular debido a que unas condiciones de mercado sesgadas hacen que no sea económicamente viable el reciclaje.

Como se manifestó en la declaración de los recicladores europeos del acero en relación a la reunión del Consejo de Competitividad del 9 de noviembre de 2015 sobre la industria de la UE, la transición hacia una economía circular requiere un enfoque integral y consistente a través de todo el conjunto de políticas, que comienza con:

  • El libre comercio que garantice el acceso a los mercados mundiales y en justa competencia para garantizar la igualdad de condiciones;
  • Un mercado interior que funcione para las actividades de reciclaje;
  • Establecer unas condiciones marco que permitan corregir las distorsiones regulatorias existentes, e incentivos que reflejen en los precios los enormes beneficios que el reciclaje aporta al medio ambiente y a la sociedad en términos de ahorro de emisiones de CO2, energía y recursos naturales.

EURIC CONSIDERA QUE CHINA NO ES UNA ECONOMÍA DE MERCADOMiles de empleados europeos de acero y los empleadores se reunieron para protestar el 15 de febrero en Bruselas en protesta histórica contra el dumping y de economía de mercado de estado para China
Los productos de acero procedentes de China están acabando con puestos de trabajo en toda la UE y violan los principios del comercio libre y justo.

• La marcha se organizó, con el apoyo de la Asociación Europea del Acero (Eurofer) y sus miembros, bajo la bandera de AEGIS Europa, una alianza de alrededor de 30 sectores industriales. Estos sectores, además de acero, también incluyen el aluminio, metales no ferrosos, paneles solares, fibra de vidrio, fabricación de bicicletas y las industrias cerámicas.

Las importaciones de acero de China a la UE han aumentado más del 100%, p en los últimos tres años. Las importaciones están llegando a Europa a niveles de precios por debajo del coste de producción; esto es lo que se conoce como ‘dumping’.

La UE tiene instrumentos de defensa comercial (TDI) para responder a este tipo de comportamiento, pero éstos han sido increíblemente lentos para utilizar los aranceles comerciales. Se requiere una adaptación urgente de la legislación comercial.
Desde la crisis financiera, 85.000 puestos de trabajo se han perdido en la industria europea del acero; en los últimos seis meses, más de 7.000 puestos de trabajo han desaparecido. Sin la utilización de los instrumentos de defensa comercial disponibles para nosotros en el momento oportuno existe un riesgo grandísimo de cierre de nuevas plantas y pérdida de empleos.
La situación será aún más complicada si China se asigna el estatuto, ya que sería dar a China una licencia para volcar. Decidir la concesión de China MES (libre mercado) es ilógico; China no es una economía de mercado y sólo se cumple uno de los cinco criterios establecidos por la UE para los países en que se considere como tal.

 

El acero es una industria global, las siderúrgicas europeas necesitan un apoyo político adecuado con el fin de garantizar que la competencia se lleva a cabo de una manera justa, en igualdad de condiciones.

 

Fuente: www.eurofer.org

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.