LA CAÍDA DEL PRECIO DEL COBRE ES MALA NOTICIA

UNA MALA NOTICIA

El precio del cobre ha sido siempre un aliado útil para adivinar que ocurrirá en el futuro de la economía

Los analistas piensan que es un buen indicador de cómo irá la economía en su conjunto, porque es un material usado en muchos procesos industriales que abarcan desde la construcción de vivienda hasta la manufactura de los aparatos tecnológicos

Las noticias que llegan sobre la cotización del mineral son malas para la economía global, además de ser preocupantes para Chile que es el mayor productor del cobre en el mundo.

La caída del precio del cobre

El precio internacional del cobre se fija en La Bolsa de Metales de Londres, un edificio moderno enclavado en el corazón medieval de la ciudad.

Docenas de traders que representan a enormes conglomerados financieros se reúnen diariamente para llevar a cabo ruedas de negociación que fijan el precio global de los 19,8 millones de toneladas de cobre que se producen al año en el mundo.

Las tendencias apuntan a nuevas bajas en los próximos días y a primeros de enero cerró por debajo de los precios del 2008.

Hace apenas un par de años, el precio del cobre había llegado a niveles tan altos que en muchos países del mundo se robaban los cables de teléfono para revenderlos en un mercado negro, calculado a nivel global, en US$1.000 millones, según reporta el diario británico The Guardian.

China crecía a un ritmo imparable y se convertía en el principal comprador en el mundo de cobre, comiéndose el 40% de la oferta global del mineral para alimentar sus necesidades de infraestructura.

En los momentos de mayor auge el precio del cobre llegó a superar los US$4 la libra (1 libra = 0,45kg), comparado con el nuevo equilibrio al que ha llegado a comienzos de 2015, alrededor de los US$2,50.

La desaceleración de la economía de China conlleva a que las expectativas para el mercado de ese mineral no sean muy alentadoras en el corto plazo.

Así lo cree Michael Seery, consultor basado en Chicago y experto en el comercio de materias primas.

«Es casi como lo que está ocurriendo con el petróleo. Cuando los precios estaban tan altos, todos empezaron a producir. Ahora tenemos un exceso de producción y no hay demanda»

le indica el experto a BBC Mundo.

Seery cree que la tendencia se mantendrá en ese sentido.

«El precio podría caer aún más, a un nivel de alrededor de US$2 la libra en
el próximo par de meses»

Chile lo sentirá

El golpe de la caída en los precios del cobre se sentirá con particular fuerza en Chile.

Pese a la gran transformación y modernización de la economía chilena en las últimas cuatro décadas, el cobre sigue siendo un elemento crucial en su mercado y compone cerca del 52% de sus exportaciones.

El país es el mayor productor mundial del cobre, y extrae cada año más de 5,7 millones de toneladas del mineral.

Alianza del Pacífico

La caída en el precio también se sentirá en Perú, que ha venido experimentado un importante auge minero en el que cobre era su segundo mayor producto de exportación.

La economía peruana se convirtió en el tercer productor de cobre a nivel mundial.

Y esas dos naciones del Pacífico sudamericano son pioneras a nivel regional en esforzarse por obtener mercados distintos a los tradicionales en Estados Unidos.

Tanto Chile como Perú habían conseguido redirigir gran parte de sus exportaciones a China, convertido en su principal socio comercial. Lo que ayuda a explicar por qué sus economías crecieron de manera tan dinámica en la última década cuando China parecía imparable.

Ahora, sin embargo, es Estados Unidos el que se recupera mientras que el mercado asiático flaquea.

Y a medida que la caída del precio del cobre aumenta, crecen los temores por el empeoramiento de la situación económica global.

 

Fuente:  http://www.bbc.com/mundo/noticias

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.