Existen muchas maneras de reciclar los metales de nuestra sociedad. Con ellos, realizamos diariamente millones de productos y estructuras que nos hacen la vida más fácil. La industria, la tecnología o la construcción son sectores que utilizan cada elemento metálico para dar forma a sus proyectos. Sin embargo, los metales también son utilizados en los circuitos y comunicaciones de las que nos aprovechamos día a día. Por ello, cuando hablamos del reciclaje de manguera de cobre o de cableado de este mismo material, debemos arrojar luz sobre algunas de las dudas que los usuarios puedan tener.

¿En qué se usa la manguera de cobre?

El cobre, como todo el mundo sabe, es uno de los metales que mejor conduce la electricidad de todos los que están desplegados en la naturaleza. Por ello, la manguera y el cable de cobre se utilizan en el cableado de telecomunicaciones de internet, datos, de teléfono, de la red eléctrica y, también con fines mecánicos.

¿De qué se compone la manguera o cable de cobre?

Estos elementos reciclables tienen varias partes. Cada una cumple con una función necesaria a la hora de transportar electricidad. Estas distintas secciones son las siguientes:

  • Cubierta: Hablamos de aquellas capas de material cuya misión es la de preservar el interior. Podemos decir que es la capa protectora contra la humedad, la temperatura o agentes externos que puedan producir el deterioro de la manguera o cable.
  • Capa de relleno: La función de esta dimensión es la de aislar los conductores de la cubierta.
  • Aislamiento: En esta parte, el conductor está envuelto por esta capa.
  • Conductor: Material que realiza la conducción de la corriente eléctrica.

manguera de cobre y componentes
Tipos de manguera de cobre

  • Unipolar: En este caso tendríamos únicamente un hilo conductor.
  • De pantalla de hierro.
  • De comunicaciones.
  • Cobre revuelto.
  • Pantalla de aluminio.
  • Plomo de cobre.

El reciclaje de la manguera y cable de cobre es importantísimo para la sostenibilidad medioambiental por varias razones. Primeramente, porque este tipo de residuo es generado de manera masiva debido a sus múltiples e importantes aplicaciones. Hay que tener en cuenta que pueden observarse en todo tipo de redes o circuitos. Gestionar este tipo de materiales significaría dar un gran paso adelante. Por otro lado, también hay que tener en cuenta que, en estos cables y mangueras, no solamente se obtiene chatarra metálica. En ellos encontramos todo tipo de elementos que deben reciclarse tales como el caucho, el PVC, el polietileno. Este tipo de componentes pueden reciclarse para generar nuevos plásticos en el contexto de una economía circular. Aparte de todo ello, obviamente la granalla de cobre que se extrae de estos circuitos también es reutilizable.

manguera de cobre en chatarrería

Por todo ello, en Recemsa, El Chatarrero ponemos a disposición de nuestros clientes la posibilidad de reciclar mediante su compraventa este tipo de residuos. Cabe decir, además, que se trata de un deshecho muy común en la construcción y en todo lo que implique edificaciones u obras. Por ello, es tremendamente necesaria la labor de un gestor autorizado para la correcta separación de los materiales que las componen y, después llevarlo a empresas de fundición.

Ya seas particular o empresa, te invitamos a que solicites información sin compromiso sobre este servicio para favorecer el reciclaje. Bien por los métodos de contacto que en esta web te ofrecemos o directamente llamando a nuestro número telefónico, nuestros profesionales te atenderán con la máxima profesionalidad para ofrecerte las condiciones más transparentes y precisas del mercado. En El Chatarrero creemos en nuestra labor como una actividad importante para mejorar el estado del planeta. El desafío que supone la reutilización de materias primas es tarea de todos y todas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.