¿SOMOS PROPIETARIOS DE NUESTROS RESIDUOS?

¿SOMOS PROPIETARIOS DE NUESTROS RESIDUOS?

Aunque la mentalidad está cambiando en gran medida influenciados por la crisis económica, se da por supuesto que los residuos son algo sin valor y que las administraciones públicas deben tomar medidas para gestionar los residuos cobrándole al ciudadano por ello o entregándolo de manera gratuita.

En algunos casos, como por ejemplo cuando los residuos orgánicos están mezclados o en el caso de determinados residuos peligrosos en los que existe un alto coste de gestión y un bajo valor residual de los materiales, es lógico que las administraciones cobren por gestionar la recuperación.

Pero cada vez más existen residuos con valor económico y debe cambiar la idea de que el residuo se desecha sin más porque no lo quiere nadie.

Existe en la actualidad un debate a nivel europeo de instituciones y asociaciones del mundo del reciclaje y empresas de gestión de residuos. Las autoridades, debido a la crisis económica y financiera, están valorando poner barreras a la exportación de chatarra y otros residuos reciclables. Emplean argumentos para justificarlo tales como salvaguardar el aprovisionamiento de materias primas y las barreras medioambientales.

No se puede impedir que los ciudadanos puedan vender sus bienes en gestores de reciclaje autorizados en defensa del derecho de la propiedad.

Todos los metales que se descartan se pueden clasificar como desechos metálicos. Al reciclarlos, es importante tener en cuenta qué tipo de metal se está desechando. Los desechos metálicos se clasifican en dos categorías: ferrosos y no ferrosos. La distinción es importante porque el proceso en el cual se recicla el metal es distinto para ambos tipos y tienen un valor económico diferente.

La categoría de los no ferrosos incluye todos los metales que no sean hierro o acero. Estamos familiarizados con el reciclado de las latas de aluminio. Otros metales incluyen el cobre, plomo, zinc, níquel, metales preciosos y titanio. A pesar del menor volumen de reciclado de estos metales, el valor de los metales no-ferrosos es mayor que el de los ferrosos.

Fuente: FER y http://www.ehowenespanol.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.