¿ ES POSIBLE EL RECICLAJE DE METALES RAROS?

¿ ES POSIBLE EL RECICLAJE DE METALES RAROS?

Un chip de una computadora requiere más de 60 elementos distintos. Estos elementos no pueden ser reemplazos sin que afecte a su rendimiento y algunos no tienen reemplazo. Por ello, aunque el reciclaje de metales raros es posible, también es complicado.

Durante el último medio siglo la economía del mundo ha dependido de materiales como la madera, la tierra, el hierro, el cobre, el oro, la plata y varios tipos de plástico, con lo que se ha fabricado los principales elementos.

En la actualidad la situación ha cambiado y las innovaciones tecnológicas son imposibles sin el uso de diferentes metales y sus aleaciones.

Los investigadores de la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU. analizaron 62 elementos químicos ampliamente utilizados y descubrieron que para, al menos, diez de ellos no existe ningún tipo de reemplazo o, bien, no está disponible. Un equivalente perfecto no fue encontrado para ninguno de los 62 materiales, lo que significa que la falta de cualquiera de estas materias puede llevar a grandes problemas para la rama de la industria dependiente de su abastecimiento.

Por ejemplo, de una de estas aleaciones únicas se fabrican aspas de turbina de aviones, y si al menos uno de los elementos de la aleación se excluye, esto afectará gravemente la calidad de los artículos.

A continuación, los científicos estudiaron la posibilidad de reemplazar cada uno de los metales.

No existe ningún elemento como alternativa del rodio, que se utiliza como catalizador para controlar el contenido de óxidos de nitrógeno en el escape de los automóviles. Tampoco hay un sustituto para el manganeso, usado en la producción de acero.

En la siguiente tabla los elementos que no pueden ser reemplazados aparecen en rojo: manganeso, magnesio, itrio, rodio, renio, talio, así como varios metales de tierras raras (lantano, europio, disprosio, tulio e iterbio).

tabla periódica y reciclaje de metales raros

Ningún país tiene suficientes reservas de todos los recursos minerales que requiere su industria: el platino, generalmente, tiene origen ruso y sudafricano, las principales reservas de cobre se encuentran en Chile y EE. UU., el estroncio se halla en abundancia en China y España …

En la actualidad, el país más rico en metales raros es China, sin embargo, las tecnologías modernas dependen de los recursos extraídos en todos los continentes, excepto la Antártida. Así que todas las naciones que fabrican productos de alta tecnología no pueden considerarse autosuficientes en este sentido.

Aunque puedan sonar a nombres de los que antiguamente ponían a los nacidos en los pueblos: disprosio, europio, itrio, neodimio y terbio guardan en su rareza el secreto del futuro tecnológico así como el éxito de las energías limpias, y mantienen en jaque a las naciones más poderosas del mundo.

El acceso a estos elementos químicos es una prioridad para la estrategia energética de EE.UU. que ve cómo China controla el 95 por ciento de la producción de los llamados metales raros o tierras raras (17 en total) que han pasado de ser actores secundarios y olvidados en la tabla periódica a los grandes protagonistas.

Los imanes de los modernos altavoces y discos duros de ordenador, los teléfonos móviles más inteligentes, las turbinas eólicas, las bombillas de bajo consumo, paneles solares o las baterías de los coches eléctricos e híbridos alimentan su eficiencia a base de estos componentes cuyo suministro no está garantizado.

«La clase media está creciendo a nivel global y una de sus características es que quieren cosas, ya sean teléfonos, coches…, eso va a crear una enorme demanda y esa demanda implica una demanda de materiales»,

obtiene los metales de forma más barata debido a sus relajadas políticas ecológicas y de seguridad laboral, así como el menor coste salarial, al tiempo que restringe el volumen de sus exportaciones con lo que controla el precio de mercado.

Esa práctica ha sido denunciada por la Unión Europea, EE.UU. y Japón ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), mientras que China se defiende asegurando que su intención es frenar la producción excesiva en el país que tiene consecuencias para el medio ambiente, aumentando el reciclaje de metales raros.

El reciclaje de metales raros en chatarrerías de forma correcta como se hace con metales más abundantes como el aluminio o el cobre es otra opción, pero aun se considera en proceso y está lejos de ser una solución real al problema del suministro que actualmente se plantea.

 

Fuente: 
http://economia.elpais.com/economia/
http://actualidad.rt.com/economia

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.