OFICINA INTERNACIONAL DEL RECICLAJE (BIR)

BIR Logo Long CMYK Hires 300x115OFICINA INTERNACIONAL DEL RECICLAJE (BIR)

El BIR (Bureau of International Recycling, Oficina internacional del reciclaje) es una asociación sin ánimo de lucro regulada por la legislación belga. Se fundó en 1948 y fue la primera asociación en apoyar los intereses del sector del reciclaje a nivel internacional.

Actualmente el BIR representa a más de 850 empresas del sector privado asociadas y a 40 asociaciones nacionales de más de 70 países. Constituye la asociación del sector del reciclaje más grande en el ámbito internacional.

La oficina internacional del reciclaje proporciona a un foro donde compartir conocimientos y experiencias. Sirve tambien como plataforma para establecer unas relaciones empresariales de éxito y para promover el reciclaje entre otros sectores industriales así como entre las autoridades responsables de formular políticas.

Sus estatutos (Artículos de la Asociación) así como las Normas Internas se revisaron y aprobaron en octubre de 2010. El domicilio social se encuentra en la actualidad en su sede de Bruselas, Bélgica.

Objetivos del BIR:

  • Promover el reciclaje de materiales y facilita el comercio libre y justo de materias reciclables en una economía mundial.
  • Hablar con una sola voz representando las industrias del reciclaje internacionales de forma global.
  • Pretende concienciar al público de las contribuciones positivas tanto económicas como medioambientales del reciclaje como la reducción del consumo de energía y de las emisiones que contribuyen al efecto invernadero.
  • Promover el libre comercio, la gestión ambientalmente racional de recursos y la utilización de materiales reciclados a nivel mundial
  • Fomentar que los fabricantes diseñen productos con una mejor comprensión de la posibilidad de que éstos sean posteriormente reciclados.
  • Proporcionar a los socios un foro adecuado para debatir temas de importancia para la comunidad internacional del sector del reciclaje.
  • Ofrecer a sus socios un método rápido y eficaz de resolver litigios comerciales, mediante un arbitraje.

Los miembros de la oficina internacional del reciclaje tienen información actualizada sobre los mercados internacionales del reciclaje, sus contextos legislativos y las últimas tecnologías.

El BIR estructura su trabajo según las siguientes divisiones:

Metales no férricos: Los utilizados más frecuentemente son el aluminio, el cobre, el plomo, el zinc, el níquel, el titanio, el cobalto, el cromo y los metales preciosos. Anualmente se recuperan millones de toneladas de chatarra no férrica, que posteriormente utilizan fundiciones, refinerías, fabricantes de lingotes, empresas fundidoras y otros fabricantes.

Los materiales reciclados son fundamentales para la supervivencia del sector porque incluso los metales nuevos con frecuencia necesitan de su combinación con materiales reciclados.

Después del acero y el papel, el aluminio (metal más abundante en la corteza terrestre) es sea uno de los materiales más reciclados en la actualidad. También es el único material de empaquetado que cubre el coste de su recolección y procesamiento en centros de reciclaje. La recuperación del aluminio para su reciclaje no sólo es viable económicamente, sino que también ahorra energía y es ecológicamente razonable.

El flujo ilimitado de chatarra no férrica de país a país según la demanda industrial y de otros consumidores, resulta fundamental. El BIR siempre ha promovido la libre circulación de materias primas recicladas para evitar la escasez en unas áreas y el excedente en otras..

Metales férricos: estos metales están compuestos fundamentalmente de hierro y tienen propiedades magnéticas.

El acero, aleación de hierro que contiene carbón, es con diferencia el material más reciclado del mundo. Casi el 40% de las toneladas producidas de acero provienen de chatarra de metales. Los artículos que se reciclan con mayor frecuencia son la chatarra de procesos industriales, productos fuera de uso como por ejemplo contenedores, vehículos, electrodomésticos, maquinaria industrial y materiales de construcción.

Utilizar chatarra metálica es ya parte integral de la industria siderúrgica, mejorando la viabilidad económica del sector y reduciendo el impacto medioambiental. Comparándolo con el proceso de extracción del mineral, la utilización de metales férricos reciclados reduce significativamente las emisiones de CO2, la energía y el consumo de agua así como la contaminación atmosférica. Al mismo tiempo, el reciclado de acero hace un uso más eficiente de los recursos naturales de la Tierra.

Acero inoxidable y aleaciones especiales: el acero inoxidable es una aleación de hierro que contiene níquel y cromo.

La demanda de acero inoxidable se ha duplicado en los últimos diez años, con una producción de más de 25 millones de toneladas/año. Ante esta situación la industria del reciclaje es fundamental en la provisión de un suministro estable de materia prima secundaria.

Además de níquel y cromo, otros elementos principales de aleación son: molibdeno, titanio, tungsteno y vanadio. Estos metales son muy escasos y sólo está disponible en muy pocas partes lo que hace la extracción costosa y difícil. El reciclaje es así esencial para evitar el agotamiento de los recursos naturales..

El reciclaje de acero inoxidable es un proceso similar al utilizado para otros metales ferrosos.

Un artículo de acero inoxidable se compone de material reciclado alrededor del 60%.

Aproximadamente el 90% de acero inoxidable al final de su vida se recoge y se recicla en nuevos productos.

Otros grupos que también desarrollan en el BIR son el papel, el textil, los plásticos y los neumáticos

 

Fuente: http://www.bir.org/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.