¿Qué es la Economía Circular?

Entender el concepto de Economía Circular implica también las 3R: reparar, reutilizar y reciclar, ya que el modelo de este sistema consiste en aprovechar el máximo tiempo posible los recursos para reducir la generación de residuos. Es por ello que, además de ser una estrategia económica, debe introducirse en el día a día de la sociedad. Además, se aboga por un material biodegradable, que disminuya los daños medioambientales cuando dejen de ser útiles.

La Economía Circular beneficia tanto a las empresas como a los consumidores, ya que, como consecuencia del reciclaje, los precios de producción disminuyen, reduciendo también el precio de venta y, por lo tanto, beneficiando al comprador.

Para que la Economía Circular sea posible deben de seguirse los siguientes pasos:

Segundo uso.- cuando las necesidades de un producto cambian, éste debe volver a reintroducirse, ya sea mediante la reutilización, la reparación o el reciclaje.

Reutilización de piezas.- cuando no se pueda reutilizar el producto en su conjunto, optar por partes o piezas del mismo es un beneficio.

Reparación.- cuando sea posible, las reparaciones son una buena fórmula para llegar a la Economía Circular.

Reciclaje.– Para comenzar, uno de los objetivos esenciales en la Economía Circular consiste en que las tasas de reciclado aumenten en la Unión Europea en su conjunto. En el caso de España, la tasa de reciclado de residuos municipales está muy por debajo de la media europea, refiriéndonos como residuos al conjunto formado por envases domésticos, papel y cartón, vidrio, resto de plásticos, madera, escombros, textiles, chatarra, materia orgánica…por lo que no se puede atribuir la tasa de reciclaje únicamente a envases de plástico y vidrio.

Por si esto fuera poco, la Economía Circular apuesta por la eliminación de la venta de determinados productos para implementar un sistema de alquileres. Cuando el producto deja de ser útil, podría volver a la empresa, donde se encargarían de desmontar y reutilizar piezas, dando comienzo de nuevo al ciclo.

El sector de la chatarra es uno de los más adecuados para ejemplificar este sistema, ya que estos materiales permiten las tres erres que son clave en la Economía Circular. Siempre que el proceso se haga de manera adecuada, garantizando la no contaminación de los materiales, el ciclo de vida de los metales ferrosos y no ferrosos se cierra para dar paso a nuevos productos gracias al reciclaje de los mismos. Reciclar la chatarra es esencial para cuidar el medio ambiente y generar beneficios económicos para la sociedad, y en Recemsa, El Chatarrero estamos orgullosos de ser parte de esta cadena tan necesaria para asegurar un tratamiento eficaz.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.