Aceros especiales, Principales tipologías y utilidades de los aceros especiales, Recemsa, el chatarrero.

Se definen como aceros especiales a aquellas aleaciones basadas en este metal que sirven para crear características específicas para un uso concreto dentro la industria. Este tipo de materiales también pueden venderse a los gestores de residuos debidamente autorizados para ello, siendo su chatarra considerablemente aprovechable.

 

Sin embargo, no todo el mundo dispone de la información necesaria acerca de ellos como para saber que, también, pueden formar parte de la economía circular planteable de cara a los metales. Aquí tienes algunos tipos de aceros especiales que quizá no conocías:

Titanio

Se trata de un metal cuya mayor característica es la resistencia a los agentes corrosivos. En la cotidianidad, puede verse integrado en pinturas, algunos tipos de cemento, pastas dentífricas o, incluso, en el papel. A niveles de producción industrial es muy común asociarlo con piezas de maquinaria y transporte aeronáutico, barcos y tuberías. Sin embargo, no es menos relevante su empleo en la fabricación de instrumentos de consumo como raquetas, ordenadores portátiles o joyería. Se diferencia del aluminio siendo un metal más pesado y fuerte que este, tal es así que incluso  soporta los principales ácidos sin mostrar deterioro. El titanio como tal es un elemento propio de nuestro planeta y de otros cuerpos astrológicos ubicados a lo largo del universo tales como estrellas o asteroides.

Invar

Es mucho más desconocido. Su aplicación puede encontrarse en piezas de precisión destinadas a motores o utensilios fabricados para estudios de física. Se trata de uno de los aceros especiales más “nuevos” puesto que se descubrió a finales del Siglo XIX.

Molibdeno

Otro compuesto algo desconocido. Se comenzó a popularizar su uso en la industria durante la Primera Guerra Mundial debido a la necesidad de captar aceros duros y con resistencia. Aparte de las plantas de centrales nucleares, puede encontrarse para aplicaciones como la fabricación de catalizadores.

 

Estos metales aquí mencionados son una muestra de aceros especiales también disponibles para reciclar las chatarrerías competentes. A partir de ahí, se procede a su fundición para su reutilización y reaprovechamiento a la hora de fabricar otras clases de herramientas o artículos en el contexto de una economía circular.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.