perfiles de hierro

Los perfiles de hierro son todas aquellas estructuras realizadas a partir de dicho metal diseñadas para soportar cargas. Cuentan, a su vez, con otras propiedades como la flexibilidad o ciertos tipos de grosor. Comúnmente, los vemos asociados a elementos arquitectónicos como las vigas o los pilares aunque no su función no solamente se centre en la construcción de edificios.

¿Cuántos tipos de perfiles de hierro hay?

  • Perfiles IPN: Se trata de uno de los más comunes. Su forma se podría explicar como dos “T” unidas por un mismo centro. Es uno de los perfiles de hierro que más asequible resulta para su instalación. Una viga flexible, con calidad y sencillez en su planteamiento cuyas aristas que se sitúan en su interior tienen una inclinación de poco menos que un 15%.
  • IPE: Conocido también como perfil normal o europeo, puede también sustituir a los anteriores. Se trata también de una forma de doble T, pero en este caso tiene sus caras exteriores totalmente perpendiculares y rectas. El IPE suele emplearse en jacenas, pilares, soportes o, también, a la hora de construir maquinaria.
  • HEA: Es muy posible que también este perfil sea familiar para mucha gente. Su forma es una H volteada. Su altura es menor que su anchura en lo que concierne a sus características técnicas. Suele ser utilizado prácticamente para lo mismo que el perfil IPE.
  • HEB: Es igual de alto que de largo. Sus caras tanto interiores como exteriores tienen un paralelismo exacto entre sí. Se trata de un perfil más pesado que el HEA.
  • HEM: Tiene unas características técnicas que lo hacen más alto que ancho. Se trata de un perfil más grueso y más pesado que el HEB.
  • Forma U: Su nombre no deja lugar a dudas sobre la fisionomía de este perfil. Su uso viene dado mayoritariamente en pilares y soportes y se unen por los extremos de las alas.
  • UPN: Es otro tipo de perfiles de hierro con forma de U. Se llaman así debido a su estándar EN 10365.
  • Simple T: Se trata de un perfil que normalmente no es empleado para el hierro sino para el acero. No obstante, tiene su importancia en estructuras de paneles, chasis o vigas para losas.

¿Cómo se hacen los perfiles de hierro?

El diseño y fabricación de los distintos perfiles se hacen mediante el moldeado sobre el cual se vierte el metal al que se va a dar una determinada forma y dimensiones. A partir de ahí, se procede a su laminado que determinará finalmente su forma definitiva.

 

Perfiles para reciclar

Precisamente por la información anteriormente dada, cabe resaltar que todos estos perfiles de hierro pueden gestionarse en plantas debidamente autorizadas. El hierro, aparte de ser uno de los metales puros más presentes en la superficie del planeta, también necesita de una correcta reutilización para preservar el medio ambiente y encargarse de aminorar su explotación masiva. Además, en las chatarrerías, dado que su finalidad es la fundición en hornos para que la misma cantidad de metal pase a ser otro producto distinto, los residuos de hierro son aceptados en muy diversos formatos. Desde vigas a maquinaria o chapajos pasando por viruta o chatarra industrial.

 

Sin duda, los perfiles de hierro existentes son muy variados y todos ellos cumplen unos estándares dirigidos a la arquitectura. El planteamiento de estas estructuras y sus propiedades físicas (grosor, flexibilidad, peso…etc) marcan el camino para diseñar edificaciones. Por ello, su gestión en los derribos y demoliciones es tan necesaria. Además, se trata de un metal que conserva sus cualidades una vez se reutilice. Un material duro que es y será, sin duda, importante en todas las obras y estructuras.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.