METALES, LOS 15 MÁS RAROS

metal cerio

China produce el 90% de los elementos químicos llamados tierras raras, metales raros, vitales en las nuevas tecnologías medioambientales y electrónicas.

Se les conoce como el ‘nuevo petróleo’.

Fueron descubiertos a finales del siglo XVIII por un científico sueco. Son 15 metales magnéticos, como el cerio, el lantano o el itrio, que han pasado de suscitar curiosidad por su fuerza de atracción a ser elementos imprescindibles para las nuevas tecnologías medioambientales y para la electrónica.

La demanda de los elementos químicos llamados tierras raras (REE, por sus siglas en inglés) está creciendo en todo el mundo, debido al aumento de tecnologías que los utilizan, como es el caso de las pantallas planas, la fibra óptica, los coches híbridos o los aparatos de rayos X.

metal samario

metal samario

De hecho, en 1955, la producción mundial de estos metales fue de 5.000 toneladas. En 1990 se fabricaron 40.000 toneladas; en los últimos años se ha triplicado. Estos metales son muy escasos, debemos tener presente el reciclaje de estos metales como chatarra para volver a ser reutilizados.

No se trata de un nuevo descubrimiento porque hace mucho tiempo que se conocen, pero ahora son esenciales para las tecnologías de bajo consumo.

Estos metales magnéticos se utilizan también para la fabricación de algunos tipos de gafas, encendedores, lentes de cámaras fotográficas, fósforos, televisiones en color, vidrio coloreado, sistemas catalíticos o dispositivos de armamento y defensa.

Se trata de metales estratégicos, cuyo uso es un gran negocio.

El problema, para los grandes fabricantes occidentales y japoneses, es que China tiene un 43% de las reservas naturales de estos preciados materiales y produce un 95% del consumo mundial.

Las compañías occidentales andan en busca de nuevas oportunidades de explotación.

Las minas más importantes de estos minerales son las de Baotou, en Mongolia.

En Australia se han localizado dos grandes depósitos, y las empresas están comenzando a buscar nuevas reservas en California y Suráfrica.

metal cerio

metal cerio

Los quince metales raros son:

Cerio: Se utiliza para fabricar los catalizadores de los motores diésel y el colorante del cristal. Algunos de sus derivados se utilizan en pirotecnia.

Disprosio: Este elemento se usa en los coches híbridos. Algunos de sus compuestos forman parte también de las lámparas láser.

Erbio: Es un componente de la fibra óptica. También se utiliza como filtro de revelado fotográfico y como amortiguador de neutrones en la tecnología nuclear.

Europio: Se usa en pantallas planas, máquinas de rayos láser y lámparas de mercurio o fósforos. También se utiliza como pulidor de cristales.

Gadolinio: Se incluye en discos compactos y en reactores nucleares. Su magnetismo le confiere propiedades adecuadas para la refrigeración magnética industrial.

Holmio: El holmio es también un elemento muy magnético, por lo que se utiliza en imanes de gran potencia y procesos nucleares.

Itrio: Forma parte de los aparatos detectores de terremotos. También se usa como componente de las pantallas intensificadoras de las unidades de rayos X.

Lantano: Compone las baterías de los coches híbridos y los cristales reflectantes.

Lutecio: Se utiliza en el proceso de refinado del petróleo.

Neodimio: Es un componente de los discos duros de los ordenadores. Algunos cristales de neodimio se utilizan para crear rubíes sintéticos.

Praseodimio: Forma parte de los motores de aviones. Además, forma la base de las luces utilizadas en la industria del cine.

Prometio: Se usa en baterías nucleares. Además, puede ser usado como fuente portátil de rayos X.

Samario: Se encuentra en los reactores nucleares. También en óptica para absorber la luz infrarroja.

Terbio: Es utilizado en bombillas de bajo consumo o lámparas fluorescentes.

Tulio: Sirve para los aparatos de rayos láser o de rayos X. Además, uno de sus isótopos podría ser utilizado como fuente de energía.

fuente: Público

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *