BENEFICIOS DEL RECICLAJE DE PILAS

Reciclaje de pilas

El tiempo de biodegradación de las pilas supera los 1.000 años. Las pilas contienen elementos muy contaminantes y que no se degradan con facilidad. Sobre todo contienen  mercurio, zinc, cromo, arsénico, plomo o cadmio. A los 50 años de desechar la pila comienza a degradarse, pero seguirá siendo nociva durante cerca de mil años.

Las pilas cuando son desechadas  se oxidan con el paso del tiempo por la descomposición de sus elementos y de la materia orgánica que las rodea, lo que provoca daños a la carcasa y, en consecuencia, libera al ambiente  sus componentes  tóxicos.

Mediante el reciclaje de las pilas domésticas se evita que los metales pesados que encierran en su interior acaben contaminando el medio ambiente. Las técnicas de tratamiento y reciclado varían dependiendo del tipo de pila. Por ejemplo, el mercurio de las de botón se recupera por calentamiento y posterior condensación de los gases mercúricos.
Para el reciclaje de las pilas convencionales existen diferentes posibilidades: pueden enterrarse en vertederos controlados o separarse  las partes metálicas de la fracción salina y posteriormente se trata de forma fisicoquímico para la recuperación del cinc, el manganeso y otros metales. En otras ocasiones se lleva a cabo la  incineración de las pilas y la recuperación por destilación del hierro, el níquel y el cadmio.

La fundación medioambiental Ecopilas recoge, cada día, 320.000 pilas en toda España. El reciclaje de los 246 millones de pilas recogidas al año por los sistemas colectivos que se dedican a esta actividad, supone recuperar  1.230 toneladas de hierro y 1.476 de zinc.

Según este análisis, el reciclaje de una pila alcalina/salina1 permite recuperar unos 17 g de materiales, en su mayoría metales, de los cuales 5 g son de hierro y 6 g de zinc, además de cobre o manganeso, en menor cantidad.

Esto corrobora la necesaria reutilización de materiales por su efecto positivo en la sostenibilidad de los recursos empleando, cada día más,  tecnologías avanzadas de gestión de residuos.

España se ha convertido en el quinto país de Europa en retirada de este tipo de residuos, tras Alemania, Francia, Holanda y Bélgica.

Desde 2011 se acercan los puntos de recogida a los ciudadanos a través del deporte  aprovechado la expectación de la Vuelta a España

La fundación instala contenedores en las líneas de salida y meta el día 9 de septiembre en la Etapa Reina haciéndolo coincidir con el Día Europeo del Reciclaje de Pilas. Además, un corredor depositó unas pilas en uno de estos recopiladores, difundiendo así la importancia del reciclaje de este tipo de residuos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *