Desde el pasado mes de Enero y sacudido por la crisis del Coronavirus, los precios del aluminio no habían hecho más que reducirse. De este modo, a principios de este año su cotización según el mercado de valores de Londres marcaba un valor que rozaba prácticamente los 1.800. Sin embargo, la pandemia precipitó una caída generalizada de los mercados que también afectó a los metales. El aluminio en este caso fue uno de los más perjudicados. Ahora, situados a finales del mes de Junio, parece que el panorama comienza a cobrar más normalidad.

 

¿El principio de la recuperación?

Coincidiendo con el principio de la desescalada en los países europeos, parece que los precios del aluminio comienzan a atisbar la luz al final del túnel. De este modo, desde comienzos del mes de Junio, su cotización ha crecido en torno a un  7%. Pasando de los 1.500 a rondar los 1.600 puntos. De hecho, a mediados de mes esta resistencia fue superada llegando a alcanzar un pico de 1.613 puntos el día 10 de Junio. Cabe resaltar que estos precios se refieren al aluminio de nueva producción. El precio de compra de este metal como chatarra para después convertirse en aluminio nuevo en fundición tiene también como referencia su cotización en los mercados de valores. No obstante, también intervienen otro tipo de factores como la demanda de materia prima por parte de las fundiciones o la demanda de empresas de construcción y reformas, entre otras.

La crisis del sector en España

Nuestro país no es ajeno a la crisis metalúrgica que parece haber sido globalizada. No en vano, el sector  de la industria del aluminio está pasando algunos de sus peores días. Las movilizaciones por la defensa de los puestos de trabajo en Alcoa o San Cibrao son algunos de los ejemplos que también sirven de paradigma para entender que la producción de metal debe modernizarse hacia la economía circular y el reciclaje.

 

Aún es pronto para avanzar cualquier análisis a medio plazo. Sin embargo, dadas las circunstancias, parece ser que lo precios del aluminio han encontrado algo de paz después de unos meses muy convulsos. Este verano conforme se establezcan las desescaladas de los distintos países podrá contemplarse con más precisión si existe de verdad una recuperación sólida en su cotización.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.